que_es_un_botijo

¿Qué es un botijo?

Un botijo es un recipiente de barro cocido, poroso, diseñado para beber y conservar fresca el agua sin la necesidad de utilizar refrigeración externa.

h

Un artículo típico español

El primer botijo del que se tiene constancia histórica en la peninsula ibérica data de hace más de 4000 años y fue encontrado muy cerca de Murcia.

botijo-asa-redonda

Un botijo es un recipiente de barro cocido, poroso, diseñado para beber y conservar fresca el agua sin la necesidad de utilizar refrigeración externa, pudiendo llegar a reducir su temperatura interior hasta 10 grados en condiciones óptimas.

El funcionamiento del botijo es el siguiente: el agua almacenada se filtra por los poros de la arcilla y en contacto con el ambiente exterior se evapora, produciendo su enfriamiento. Por lo tanto, la clave del enfriamiento está en la evaporación del agua exudada, ya que esta, para evaporarse, extrae parte de la energía térmica del agua almacenada dentro del botijo.

El botijo es un objeto típico de la cultura española, que presenta diferencias en cuanto a su forma en función de la zona geográfica en la que sea elaborado.

El ejemplar más antiguo aparecido en la península ibérica pertenece a la cultura argárica (desarrollada entre mediados del III y mediados del II milenios a. C.) y fue hallado en la necrópolis de Puntarrón Chico (Beniaján), cercana a la capital de la región murciana, en cuyo museo arqueológico se conserva.

El botijo y sus variantes

El botijo es un objeto típico de la cultura española, que presenta diferencias en cuanto a su forma en función de la zona geográfica en la que sea elaborado.

En la geografía española, el botijo recibe distintos nombres: en el sur y suroeste de España se alterna con términos como “boteja” o “botejo”; “búcaro”, “cachucho”, “pimporro” o “piporro”, “pipo” o “pipote”, “pirulo” en las vegas de Granada y el Guadalquivir; “ñañe” y “pichilín” en Huelva; “piche” en Extremadura; “rallo” en Aragón; “txongila” en Cegama (Guipúzcoa) y en Cataluña “càntir”, que aglutina una variada familia de modelos y tipos.

Por lo general, constan de un asa, el cuerpo y de dos orificios, uno más ancho que el otro. El asa se sitúa en la parte superior del botijo lo que facilita así su manipulación. En cuanto a los orificios, el más grande se conoce como la “boca” y es el lugar por donde se llena el botijo de agua; por el contrario el de menor diámetro conocido por “pitorro” o “pitón” es por donde se bebe, ya que permite obtener un chorrillo adecuado para ello. Por último, se encuentra el cuerpo que es el contenedor o depósito del agua.

botijo-asa-redonda

En definitiva, el botijo es un recipiente tradicional elaborado de forma artesanal, que además de beber agua nos permite:

  • Contribuir al desarrollo sostenible de poblaciones vinculadas a su elaboración.
  • La recuperación y el mantenimiento de oficios tradicionales.
  • La conservación y sostenibilidad medioambiental, fruto de la reducción en el consumo energético para poder refrigerar el agua.
  • Beber agua a la temperatura perfecta para nuestra salud, al existir menor contraste, en contraposición al frio artificial.

Por lo tanto, ya sabes con el uso y/o la adquisición de tu botijo estas realizando una importante labor socioeconómica.

Consigue tu botijo

Consigue ahora mismo tu tradicional botijo hecho a mano y disfruta este verano de agua fresca todo el día

COMPRAR AHORA