como_fabrica_botijo

¿Cómo se hace tu botijo?

El proceso de fabricación de los botijos no ha cambiado sustancialmente desde sus inicios siendo, por tanto, un proceso tradicional y artesanal.

h

Una ciencia muy artesanal

Si la arcilla se calienta demasiado (por encima de los 1000 grados), se funden algunos de los componentes y se crea un vidrio que sella los poros haciendo las paredes impermeables.

proceso_secado

Como hemos mencionado, los botijos son recipientes fabricados con arcilla pero hemos especificado algo más, es “porosa” por lo que no vale cualquier arcilla para la elaboración de estos productos.

La arcilla está formada por granos pequeños, producto de la erosión de las rocas, granos que interaccionan con el agua formando un barro blando y moldeable. Se le puede dar forma mientras está húmeda pero al calentarla en un horno, pierde el agua y adquiere dureza. Por regla general, si la arcilla se cuece a temperaturas por debajo de los 1.000 grados, se conservan los huecos entre las partículas de la arcilla y las paredes de la vasija cocida tendrá poros microscópicos por los que, al llenarla, podrá escapar una pequeña cantidad de agua. Si la arcilla se calienta demasiado, se funden algunos de los componentes y se crea un vidrio que sella los poros haciendo las paredes impermeables.

El proceso de fabricación de los botijos no ha cambiado sustancialmente desde sus inicios siendo, por tanto, un proceso tradicional y artesanal.

El proceso de elaboración del botijo

Desde los comienzos los alfareros iban al campo, cogían el barro, lo traían a casa, lo machacaban, lo pasaban a unas piletas, les ponían agua y después lo tamizaban para quitarles las impurezas. Tras esto lo dejaban secar al sol y lo amasaban.

En la actualidad hay procesos industriales para la preparación previa del barro.

Una vez que se obtiene el barro, se amasa para quitar todo el aire de la pella y, una vez terminado, se pasa a tornear.

Para tornear se empieza con la pieza principal, el cuerpo del botijo. Al terminar esta pieza se separa, colocándose en una tabla de madera. Tras esto, se tornea el pitorro y el asa y se colocan en otra tabla de madera. Todas las piezas se vuelven a airear un poco.

Más tarde, cuando ya tiene una dureza que permite su manipulación sin que se hundan los dedos (recibe el nombre de “dureza de cuero”), se procede a pegar los demás elementos al cuerpo del botijo.

Una vez ya repasado y terminado el primer proceso, se deja secar el tiempo que se estime necesario para que la pieza no explote al realizar la cocción en el horno. En este proceso, antiguamente se metían las piezas en hornos de leña árabes e iban todas apiladas. Actualmente se pueden cocer en hornos de luz o bien de propano.


botijos_fabricacion

Resumen del proceso de elaboración de un botijo

A modo de resumen podemos indicar los siguientes pasos para la elaboración de un botijo:

  1. Preparación del barro.
  2. Amasado
  3. Torneado
  4. Pegado de piezas.
  5. Secado
  6. Primera cocción

Actualmente, también se hace el botijo de decoración, siguiendo el mismo proceso que en el botijo tradicional con la salvedad de que, después de la primera cocción, se esmalta y se vuelve a cocer otra vez a la temperatura necesaria para darle, una vez terminado, el color deseado (recordar que estos no son aptos para su uso ya que perderían la porosidad necesaria para la refrigeración del agua). Se añadirían 2 fases más al proceso: Esmaltado y Segunda cocción.


Consigue tu botijo

Consigue ahora mismo tu botijo hecho a mano siguiendo el proceso de elaboración tradicional en nuestra tienda

COMPRAR AHORA